viernes, 30 de noviembre de 2012

Noviembre huele a Jazz


Hay muchos rincones en mi ciudad en los que, durante todo el año, el aroma del Jazz está presente. Pero es en el mes de noviembre cuando ese olor se hace más denso y nos envuelve a todos los que de algún modo este ritmo nos eleva el alma. Incluso llega,  a través de la calle, a aquellos que gusten disfrutar al menos dos segundos de esta música.
¿Y a qué huele el jazz? Para mí todo estilo musical tiene un olor que lo caracteriza, y el jazz tiene el suyo propio. Es el olor del local clandestino donde el aire está cargado de alcohol, perfume de mujer e incluso si me permitís, a humo de tabaco. Donde empezaron lo más grandes de este mundo tan particular, todos esos que hicieron de esta música historia, dejando un gran legado,  base de inspiración de otros muchos que han llegado hasta nuestros días.
Año tras año nos volvemos a dar cita todos los que nos dejamos impregnar de este aroma, para poder disfrutar de un magnífico programa que lleva envolviéndonos desde hace treinta y tres años ¡ casi nada !


Este año nos hemos podido llenar de la música de Wallace Roney, Larry Coryell, Omar Hakim, Rick Margitza y Ralphe Armstrong homenajeando al gran Miles Davis. También han pasado por esta ciudad, Paolo Fresu y Omar Sosa, Roy Hargrove Quintet, entre otros, hasta culminar con el gran maestro Pakito D'Rivera .
Empezamos la cuenta atrás, deseando que el año que viene, este Festival nos vuelva a rodear de ese olor tan especial, que desde hace más de tres décadas deja en nuestra ciudad. 

La receta de hoy en Dos Segundos es Trufas de Chocolate y Brandy.
¿Acaso hay algo más placentero gastronómicamente hablando, que un bocado de chocolate? 
Mi amigo José Manuel, gran entendido del mundo del Jazz y del que he aprendido mucho, incluso me ha enseñado a escuchar aquellos ritmos que para mí eran bastante desconocidos, siempre me decía que para él no había mayor placer,  que mientras el sentido del oído, durante un concierto de Jazz, hacía que su alma subiera hasta lo más alto, el sentido del gusto lograba la misma sensación en ese momento, degustando algo de chocolate.

Ingredientes

200 gr de chocolate fondant.
125 ml de nata
100 gr de azúcar glass.
50 gr de mantequilla.
1 cucharada de brandy.
Fideos de chocolate.                                       

Elaboración
Ponemos el chocolate troceado en un cazo al baño María y sin dejar de remover, deshacemos el chocolate añadiendo la mantequilla, el brandy y la mitad del azúcar glass, hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado.
Apartamos del fuego y dejamos enfriar. Lo metemos en la nevera durante una hora aproximadamente.
Montamos la nata (tiene que estar muy fría) con el resto del azúcar y añadimos a la mezcla de chocolate, envolviendo de abajo a arriba para que no se nos baje la nata.
Tiene que quedar una mezcla esponjosa. volvemos a meter en la nevera durante otra hora.
A continuación pasamos a formar las bolitas, ayudándonos de dos cucharillas pequeñas. Una vez hechas las pasamos por los fideos de chocolate y vuelta a la nevera.
El paso siguiente son los dos segundos que obtengamos con cada bocado de esta delicia.

Esta vez voy a sugerir como fondo musical, El blues de Mrs Cellie, preciosa escena de la película El Color Púrpura, con una gran carga sentimental, donde para mí se refleja ese olor a Jazz.

*Gracias José Manuel por compartir una pasión por un gusto musical y convertirlo en una afición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada